Debe ser el juego mas comentado en estas ultimas semanas: que es una joya, que los creadores re hipotecaron su casa para poder concluirlo, que la dificultad, etc.
Y si, el juego realmente sobresale en cada uno de sus apartados y se convierte en uno de los principales “must have” del año.

Aquellos con mas de 30 años que tuvieron la suerte de jugar y terminar clásicos como el Contra, Battletoads o Ninja Gaiden en el Family, porque si tenias una Nes original eras el millonario del barrio, volverán a tener esa sensación casi perdida en estos días de la dificultad endiablada. Repetir y maldecir una y otra vez hasta poder pasar ese jefe o nivel que nos humilla indefinidamente. Y cada vez que perdemos nos muestra el avance solo para desesperarnos mas al darnos cuenta que estábamos a punto de finalizarlo.
Pero todo tiene un patron definido: a nosotros corresponde encontrar la mejor forma de encarar a cada uno de los muchos jefes que enfrentaremos en los 3 mundos (mas el final) y en niveles llamados GUN & RUN en donde deberemos recoger monedas que serán nuestro dinero para comprar habilidades nuevas y distintos tipos de disparos.

Contaremos con un disparo primario, uno secundario, un super y una habilidad especial. Dependiendo de lo que nos enfrentemos tendremos que administrarlos antes de entrar al nivel y, como si de un Megaman se tratara, algunas combinaciones nos resultaran muy útiles en ciertas ocasiones y en otras no nos servirán.
Habilidades como energía extra, cargar mas rápido el superpoder o (la que mas usé) un dash con invencibilidad, disparos rebotan, con efecto boomerang o que abarquen un gran área pero con poco alcance serán algunas de las herramientas con las que contaremos.

La historia es sencilla pero sirve de hilo conductor: Cuphead y su hermano pierden una apuesta contra el diablo y si no quieren perder sus almas, deberán recoger unas cuantas para el.

Gráficamente es una delicia. El tono “cartoon” de los años 40 sumado a la estética en general y a la variedad de coloridos e inventivos enemigos nos dejaran asombrados en todo momento.
Y a todo esto tenemos que sumarle un grandioso soundtrack haciendo juego con la época que termina de cerrar el combo que Studio MDHR nos ofrece.

No dejen pasar la oportunidad de probar este gran homenaje a esos juegos que tanta diversiónnos regalaban en nuestra infancia.