La cantidad de horas que gaste en juegos de lucha durante es incontable… Primero en los arcades con el clásico Street Fighter 2, luego con los Mortal Kombat y luego, esta vez con la suerte de tener una PSX, con el primer Tekken: un juego que, al igual que el Virtua Fighter, destacaba por ser un poco mas técnico y no tener exuberantes superpoderes.
Desde entonces pasaron poco mas de 20 años, muchas versiones (algunas mas exitosas que otras) y varios ajustes hasta llegar a este TEKKEN 7.
Disponible en recreativas japonesas desde hace 2 años, esta edición para consolas llega mas pulida y con algunas novedades.

El modo historia se nos cuenta de un modo similar a las ultimas entregas de Mortal Kombat o Injustice: combates breves alternando personajes mezclados con cinemáticas de excelente calidad.
Básicamente sigue el enfrentamiento familiar en el clan Mishima y por si no recordamos como llegamos hasta aquí, podemos ir desbloqueando vídeos con la historia de las anteriores entregas con el dinero que se nos va dando mientras jugamos.
Este modo no nos llevara mas de 2 horas terminar, pero se agradece su inclusión.
Ademas tenemos el arcade clásico de toda la vida con Kazumi como jefe final, combate de tesoro donde ganaremos dinero para personalizar personajes, duelo y practica.                                                                                                                                                                                                                El modo online funciona sin problemas, recientemente largaron un parche que mejora mas aun este apartado, y podremos jugar partidas aisladas contra otros contrincantes o crear torneos.

 

36 personajes nos garantizan horas tratando de aprender todos los combos y aprovechar todo el potencial.
El control en esta edición se muestras mas accesible. Es fácil jugarlo pero complejo de dominar completamente.
Una de las principales novedades en el gameplay son las Rage arts; cuando la barra de vida este casi vacía nuestros golpes serán mas potentes y quitaran mas energía, por lo que tendremos que saber aprovechar esta ventaja, ya que se trata de una posibilidad de dar vuelta una partida a ultimo momento.


Gráficamente se le da un buen uso al Unreal Engine 4. Quizás no sea puntero en ese apartado, otros juegos de pelea actuales rebosan de calidad gráfica, pero hay que admitir que se ve muy bien y sobre todo fluido (la versión que jugamos para este análisis es la de PC; en ps4 presentaba algunos problemas de rendimiento) con excelentes efectos de partículas e iluminación remarcados  cuando conectamos un golpe o al final del combate en una espectacular camara lenta.                                                                                                                                                                                         La calidad de las animaciones que vemos contando la historia es excelente.                                                                                                                      Aunque no es extenso, el tiempo de carga antes de cada combate es un poco largo para este tipo de juegos.

Excelente exponente del genero de lucha que, por mas modo historia y animaciones que tenga, no falla en lo mas básico: darnos horas de diversión tanto en modo versus como en el online.